El cambio climático producto de las actividades humana, representa una de las mayores amenazas ambientales reconocida para las zonas costeras e insulares del planeta, en especial para los asentamientos humanos y los bienes y servicios ecosistémicos.

Las amenazas provenientes del aumento de la temperatura atmosférica, sumadas a las amenazas por variabilidad climática, tales como tormentas tropicales y marejadas hacen que las zonas costeras e insulares sean altamente vulnerables ante el aumento progresivo y acelerado del nivel medio del mar.

Como en los últimos años el inicio de la temporada de transición de la estación lluviosa a la estación seca trae consigo un fenómeno que cada vez es más recurrente en las islas del Archipiélago de Guna Yala y es que con la llegada de los vientos alisios o conocidos popularmente como el viento del Norte se da la entrada del agua de mar a las islas del archipiélago causando mayor afectación en las islas habitadas.

Debemos tener presente que son múltiples los factores adicional al ya mencionado que influyen en que este fenómeno sea cada vez más intenso y entre ellos está la influencia de las mareas, la conservación de la barrera coralina protectora del archipiélago y el ascenso del nivel del mar producto del cambio climático.

Actualmente este conjunto de islas presentan una alta vulnerabilidad ante los efectos adversos del cambio climático al ser islas de poca elevación que se encuentran al nivel y hasta máximo u nmetro sobre el nivel del mar, adicional que son formaciones de origen coralino lo que hacen que las mismas sean de una estructura poco resistente a los efectos asociados al ascenso del nivel del mar que son la pérdida de territorio por erosión o inundaciones permanentes.

El pueblo de Guna Yala a través de su máxima dirigencia ya ha expresado su preocupación por este tipo de eventos, la cual ha sido presentada por el Congreso General Guna (CGG) ante la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) quien es el punto focal para Panamá en el tema de cambio climático lo que ha permitido realizar las primeras reuniones de coordinación entre las autoridades del CGG y las autoridades de la Anam, dando como primeros resultados la participación en la Conferencia (CoP20) sobre cambio climático que se desarrolla en Lima, Perú, de una delegación del CGC como parte de la delegación oficial de la República de Panamá ante esta reunión.

Adicional a esto ya se ha conformado una comisión de trabajo en la cual se va a desarrollar por parte del equipo asesor y la secretaría del CGC una propuesta que será sometida a fuentes de financiamiento internacionales y orientada a desarrollar iniciativas de adaptación a los impactos del cambio climático en la comarca de Guna Yala, la cual contemplará las acciones necesarias que incrementen la capacidad de adaptación del pueblo Guna y que mejore sus condiciones de vida que permitan un desarrollo sostenible para sus comunidades.

El reto del cambio climático es un tema de prioridad para esta nueva administración de la Anam, la cual ha retomado el tema después de más de tres años en que no se tomaban acciones que permitieran preparar a nuestras comunidades y sectores prioritarios para el desarrollo (agricultura, agua y salud) para hacer frente a los impactos del cambio climático y trabajar sobre una propuesta de un nuevo Panamá encaminado hacia una economía baja en carbono sin perjudicar nuestro pujante crecimiento económico. 

Mirei Endara